Dermatitis Seborreica en el Cuero Cabelludo

Aunque la gente las asocia comúnmente porque es una de sus consecuencias más visibles, lo cierto es que la dermatitis seborreica en el cuero cabelludo no es lo mismo que caspa. Aunque la dermatitis seborreica no afecta la salud de manera muy grave, si puede resultar muy antiséptica y desagradable a la vista, además de ser incómoda debido a la picazón. Esta enfermedad es también conocida como eczema seborreico, es una enfermedad de piel mucho común. Cuando la dermatitis seborreica aparece en el cuero cabelludo, la caspa también aparece y se agrava a consecuencia de esta enfermedad.

En líneas generales, la hinchazón y el enrojecimiento causado por la dermatitis seborreica, surgen en áreas con abundancia de glándulas sebáceas en la piel, como cuero cabelludo, cara, región del pecho, entre otros. Por supuesto, el desprendimiento de la piel muerta, junto con la acumulación de grasa, trae como consecuencia la producción de abundante caspa, el cual es uno de sus signos más comunes. Está enfermedad suele aparecer más frecuentemente después de la pubertad, aunque también se sabe que puede afectar a los bebes.

¿Que causa la dermatitis seborreica en el cuero cabelludo?

Los estudios dan como resultado que dos factores contribuyen al desarrollo de la enfermedad: primero, una abundante producción de secreciones provenientes de las glándulas sebáceas en el cuero cabelludo de la persona y, por otro lado, el hongo Malassezia, el cual vive en nuestra piel de manera pacífica, pero que puede llegar a desarrollarse y ser un problema si se le presentan las condiciones propicias para hacerlo, principalmente la mala higiene y descuido del cabello.

Los hombres suelen ser más perjudicados por la seborrea que las mujeres, y alrededor de entre 5 y 10% de la población mundial poseen problemas con la seborrea en menor o mayor grado, aun así, solo el 3% de los casos representan un daño grave para el cuero cabelludo.

El hongo Malassezia tiende a tener periodos de gran actividad que es cuando aparecen problemas como la caspa y la seborrea, o también periodos de inactividad que por lo general se suele pensar que el hongo desaparece, pero lo cierto es que, como bien lo hemos dicho, este siempre está presente en la piel, solo que nuestro sistema inmunológico convive pacíficamente con él.

Otros factores a tener en cuenta y que también contribuyen al desarrollo de la dermatitis seborreica, son entre otras cosas utilizar productos muy dañinos para nuestro cabello, la constante exposición a la contaminación ambiental, el clima y hasta el estrés. Muchos de estos factores contribuyentes a la formación de la seborrea se pueden evitar, por lo que es aconsejable tomarlos en consideración para evitar problemas mayores.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*